Los tres doshas: Vata, Pitta y Kapha Toggle

Los doshas son las fuerzas invisibles que orquestan todas las funciones corporales, conformando así nuestro aspecto, el funcionamiento de los procesos metabólicos y el modo en que respondemos a los diferentes entornos, incluso nuestra manera de pensar y de sentir.

Son combinaciones de energía de lo que hemos dado en llamar los cinco elementos. Son las manifestaciones de estos cinco estados en el organismo.

Vata es la combinación de aire y espacio. Es movimiento.
Pitta es la combinación de fuego y agua. Es el responsable del metabolismo.
Kapha es la combinación de tierra y agua. Es el responsable de la estabilidad física, de la adecuada estructura corporal y del equilibrio de fluidos.

Según el dosha dominante tendremos una determinada constitución, como hemos nombrado una suerte de código genético a la que vamos a llamar prakriti.

El prakruti es la singular combinación de cualidades, que desde el mismo momento de la concepción, hace de cada persona un ser completamente único. Hace referencia a la naturaleza más profunda de la persona. Es como un patrón de bienestar personal que describe la apariencia general, la disposición emocional y las aptitudes mentales de la persona cuando se encuentra en equilibrio. Es la fórmula constitutiva ideal. Aunque en ocasiones existen factores externos, situaciones o experiencias que pueden modificar y alterar esta constitución.

- Vata: van a ser personas por lo general ágiles, cambiantes, etéreas. Personas un tanto nerviosas, de constitución delgada. Se caracterizan por la intolerancia al frío. Piel seca y pálida. Personas entusiastas, creativas, charlatanas, desbordantes de energía, pero que en ocasiones se cansan y se agotan con facilidad. Tienen una mente activa, que capta rápidamente los conocimientos, pero pueden olvidarlos con la misma rapidez. Tendencia al insomnio.

- Pitta: personas ardientes, de gran temperamento. Muy decididas, con iniciativa. En cuanto a constitución, mediana, proporcionada. Su piel es sensible, rosácea, con tendencia a tener pecas y lunares. Tienen aversión al sol y al exceso de calor. Son personas muy apasionadas, líderes, con mucha voluntad, aunque en ocasiones su fuerte carácter les hace enfadar. Duermen pocas horas pero profundamente.

- Kapha: son personas tranquilas, bondadosas, pacientes y cariñosas. Imaginemos una gran madre con todos sus hijos correteando alrededor, mientras ella los observa con calidez. Constitución ancha, en algunos bien formada, proporcionada, en otros con tendencia a engordar. Ojos grandes pardos o de color azul oscuros, y piel grasa, y normalmente fría. Son personas con grandes cualidades, dignas de confianza, aunque también pueden ser a veces perezosas y en ocasiones posesivas. Su sueño suele ser pesado y prolongado.

La gran tarea del Ayurveda es equilibrar los doshas o constituciones para conseguir reestablecer la belleza y la salud, física, mental y emocional de cada uno de nosotros.

ShutDown